Barcelona, ciudad sin barreras

Barcelona es una ciudad que lucha para eliminar las barreras arquitectónicas. Una ciudad adaptada para todos.
0
0
0 visits

Barcelona sin barreras

Desde hace algunos años, Barcelona se encuentra en la lucha continua por convertirse en una ciudad accesible para todos, una ciudad sin barreras arquitectónicas que se convierta en accesible para todas las personas con diversidad funcional. Con esto, la ciudad busca aportar una mayor calidad de vida a sus ciudadanos, sobre todo en este caso a aquellos con movilidad reducida, pero también busca ser una ciudad atractiva para el turismo de movilidad o comunicación reducida y sus familias. 

Así, los establecimientos, locales y comercios de la localidad se han sumado a esta iniciativa que promueve la erradicación de barreras comunicativas audivitivas, visuales y funcionales. Te explicamos qué otro tipo de zonas habilitadas hay en Barcelona para personas con movilidad reducida. 

Playas accesibles para discapacitados

Sin más, todas las playas de la capital cuentan con servicios para acompañar a bañistas y usuarios, garantizado la seguridad y calidad del espacio público. Hay todo un diseño que entiende la accesibilidad a las playas de Barcelona como un derecho y una prioridad. Hay habilitados puntos concretos para el baño de presonas con limitaciones funcionales. También cuentan con acceso específico para entrar y salir del agua, servicios de soporte en el baño, servicios de atención personalizada, etc. 

Para ello, actualmente existen sillas anfibias, juegos de muletas, grúas eléctricas, sillas de ruedas disponibles, pérgolas protectoras del Sol, pasarelas de madera hasta el agua, resrevas de aparcamiento con itinerarios, señalizaciones, información visual y táctil, duchas adaptadas con sillas y transporte público adaptado. 

Transporte público adaptado para personas con movilidad reducida

Existen muchas paradas del metro de Barcelona que ofrecen acceso al elevador, aunque se está haciendo un trabajo continuo en el metro para incorporar ascensores que accedan a los vestíbulos y andenes de las estacione,s con el fin de facilitar el acceso a personas con discapacidad. Además, en caso de hacer transbordo entre paradas, en muchas ocasiones es complicado debido a los tramos de escaleras. Sin embargo, en caso de personas con movilidad reducida, es posible solicitar a los operarios del metro la ayuda necesaria para llegar al andén deseado. 

Por su parte, los autobuses que componen la red de autobuses metropolitanos de la ciudad de Barcelona, todos ellos cuentan con sensores y rampas extraíbles que facilitan la subida y bajada de pasajeros en sillas de ruedas. 

Rutas adaptadas por la ciudad

Para viajeros, visitantes o incluso locales, cada vez hay más empresas especializadas en rutas por la ciudad con personas de movilidad reducidad o diversidad funcional, siendo así más sencillo enseñarles rincones de la ciudad, explicarles sus leyendas y descubrir juntos la esencia de la capital catalana. También hay quienes apuestan por el alquiler silla de ruedas Barcelona, tanto para uso privado como momentáneo en una visita ocasional a la ciudad. 

Así pues, ver las Ramblas, las obras de Gaudí, el Port Vell o cualquier rincón de la ciudad es ahora más accesible. Hay muchos testimonios de turistas visitantes que se sirvieron de sillas de ruedas eléctricas o scooters motorizadas. 

31 Aug, 2017
Ratings
(0 votes)
Your rating
Collected
Carlos CX
Carlos CX