Viajar a Ecuador en busca de quienes viven en el hielo parece una mala elección. El país sudamericano parece más apropiado para disfrutar de las playas de Montañita o la salvaje costa de Galápagos. Pero...¿y si en Ecuador se encontrase la montaña más alta de la tierra?

Si, ya se que el Everest está en la cordillera del Himalaya y que es la montaña más alta del mundo...o no. La respuesta está en que si se mide desde el centro de la tierra, el Chimborazo es dos kilómetros más alto que el Everest, es decir, al estar Ecuador en una latitud superior al Himalaya, la cumbre del Chimborazo está más cerca de espacio exterior que cualquier otra elevación del planeta.

Los hielos perpetuos de la provincia ecuatoriana de Riobamba nacen de un volcán gigante, el Chimborazo. Las temperaturas son muy bajas en invierno e incluso las noches de verano se congela el agua de los manantiales del campo base, ubicado a 4.800 metros de altitud. Algunas familias viven cerca de la zona aprovechando los campos de cultivo y pastoreando llamas y alpacas. La carne y la lana de estos animales ofrece una posibilidad de mercado para los habitantes de las zonas rurales que antiguamente, se dedicaban a la extracción de hielo en el glaciar del Chimborazo.

Cargaban el hielo en mulas y furgonetas y lo llevaban hasta la ciudad para elaborar helados. Acualmente y desde la llegada de los congeladores ya solo queda un hombre que se dedica a esta tarea, conocido como “el último hielero”.