Decorando mi casa con feng shui

Me apasiona la cultura feng shui. Estoy redecorando mi casa siguiendo sus directrices para evitar que la mala energía colapse mi espacio personal.
0
0
0 visits

¿Qué es el feng shui?

El feng shui es un arte milenario con más de 4.000 años de antigüedad que significa, literalmente, "cielo y tierra". Es una filosofía que proviene de la cultura del Lejano Oriente (China) y que estudia y analiza cómo las energías del universo influyen en nuestra vida cotidiana. El Feng Shui se basa en las corrientes filosóficas del Confucianismo y del Taoísmo, actualmente se emplea para la organización de los espacios mobiliarios y por ello busca mejorar el entorno, el diseño, la arquitectura del centro donde se encuentra el ser humano (casa, oficina, local) buscando el quilibrio y la armonía. 

¿Por qué me he decidido por el Feng Shui?

Actualmente vivo una situación personal y profesional un poco compleja. No veo que haya nada negativo pero quería remodelar un poco mis ideales y mi forma de mi vida. Hablando con amigos, leyendo un poco de ahí y de allí, me empecé a estudiar un poco la filosofía del Feng Shui y me encantó. Yo vivo en un apartamento a las afueras de la ciudad con vistas a una montaña y la verdad que era la oportunidad perfecta de remodelar mi vivienda.  Os cuento cómo he decorado algunas partes de mi casa siguiendo la filosofía Feng Shui.

El hall o la entrada

Según cita la filosofía Feng Shui, la entrada a nuestro hogar (en caso de que contemos con un hall o recibidor) debe ser abierta, iluminada, limpia y ordenada. Debe hacernos sentir bien nada más llegar. Para ello, lo ideal es poner, por ejemplo, unas flores naturales, un cuadro bonito o un mueble que nos guste y nos transmite calidez del hogar. 

El salón

Un aspecto muy curioso que me enseñó el Feng Shui fue que el salón debe ser un punto de encuentro agradable entre familiares y amigos. Yo tenía dos sofás, uno en frente del otro, y ahora los tengo en ángulo de 90º, porque por lo visto así la comunicación es más fluida entre las partes que se sientan en ellos y se invita al diálogo. 

También hay que evitar que los sofás estén alineados en frente del televisor y apostar por una iluminación que fluya desde el epicentro del salón hacia todo el resto de la estancia. Por ejemplo, estas lámparas de pie sirven para conseguir este efecto y combinan a la maravilla con mi salón.

El dormitorio

Un fallo que tenía yo en mi anterior decoración era tener una televisión en frente de la cama. En el Feng Shui, el espacio dedicado al descanso no puede contar con una televisión. Es un error pensar que el sonido y la iluminación de la TV para dormir es algo positivo, cuando en realidad no ayuda a conciliar bien el sueño ni a descansar. La cama es la protagonista, debe situarse en diagonal ocupando la mayor parte del espacio y opuesta a la puerta. Mejor si cuenta con un cabecero que pegue con una pared y no con una ventana. 

14 Aug, 2017
Ratings
(0 votes)
Your rating
Collected