Employer te da 7 consejos para crear tu propio huerto orgánico

Puedes involucrarte en esta tarea como hobby o como una fuente de actividad física, lo que contribuye al mantenimiento de la salud mental. Las siguientes son algunas de las técnicas que puedes usar para organizar tu empresa de agricultura orgánica:

1.    Evita el uso de aditivos químicos

En el mundo de la agricultura orgánica, no se utilizan productos químicos como herbicidas, pesticidas o incluso fertilizantes. Se les permite a las plantas crecer sin la intervención de químicos lo que, a su vez, permite un manejo seguro desde la granja al plato, garantizando una cosecha saludable y nutritiva.

2.    Aprovéchate de la “lucha biológica”

En la naturaleza, la agricultura puede aprovecharse de los organismos que actúan como depredadores naturales de los parásitos y que son aliados naturales de las plantas. Los insectos como las mariquitas se alimentan de áfidos, mientras que las ranas y los pájaros se alimentan de insectos, caracoles y gusanos. El darle la bienvenida a estos animales a tu jardín contribuye a un ecosistema saludable y te asegura que tus vegetales se encontrarán resguardados de las toxinas.

3. Conserva los setos y los matorrales

Vuelve a plantar a lo largo de los bordes para ofrecer protección y comida a los animales e insectos que son útiles para el cultivo. Este punto se relaciona con “la lucha biológica” que mencionamos antes: proporciona un ambiente adecuado para que los insectos y animales puedan alimentarse de los parásitos y entrégales refugio y alimento. Resguardar los setos y los matorrales alienta a estos útiles depredadores a quedarse en tu propiedad y ayudarte en tus esfuerzos de desarrollar tu agricultura ecológica.

4. Cultiva

Cultivar la tierra agota sus nutrientes. Por lo tanto, es necesario darle un periodo de barbecho para que así pueda recuperar lo que perdió luego de la temporada de cosecha. Este método permite simplificar la agricultura orgánica ya que entrega algunas ventajas naturales.

5. Utiliza fertilizantes naturales

La naturaleza tiene sus propios fertilizantes. Pueden ser de origen animal, como el estiércol, o de origen vegetal, como el abono o los restos orgánicos de la cocina. Los fertilizantes ayudan al suelo a retener nutrientes. Además de esto, la introducción de legumbres cuyas raíces contienen bacterias que convierten el nitrógeno del aire en nitrógeno soluble para la rotación de cultivos ayuda a mantener la fertilidad del suelo intacta

6. Supervisa las condiciones de la temporada

Estar atento al ambiente para programar el momento correcto para llevar a cabo tratamientos en contra de ciertas enfermedades que afectan a las plantas es algo que puede lograrse, lo que trae como resultado el uso de productos en el momento preciso y que son una necesidad.

7. Considera el uso de plataformas colgantes o verticales

Este método es una ventaja al momento de controlar los dolores de espalda y además ayuda a mantener nuestra atención en lo que plantamos y al mismo tiempo ahorrar espacio para otras cosas. El uso de plataformas colgantes implica que no tienes que caminar sobre tus cultivos y además, tienen un ancho que no supera el par de metros.

La jardinería no es un concepto nuevo ni una moda. Es una de las maneras más útiles y antiguas de producir comida. Los vegetales orgánicos son más atractivos a la vista, más sanos y más sabrosos que sus primos no-orgánicos. Además de esto, te beneficia no solo a ti sino que también al medio ambiente y a los animales que viven de la tierra, lo que trae consigo un ecosistema equilibrado y saludable

“El aprovechar nuestros recursos naturales para cultivas nuestro alimentos es sin duda una actividad que debe realizarse”

Visítanos en nuestro apartado de ECOLOGÍA, y entérate.

EMPLOYER CORPORATIVO MÉXICO

 BEE WHAT YOU WANT

 

Comments
Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
almost 7 years ago

Ratings
(0 votes)
Your rating