ESTADIOS MÁS HOSTILES

Muchos son los estadios de la Liga dónde el territorio se vuelve muy hostil, y más contra rivales que no son del agrado de la afición local lo que les convierte en una plaza complicada para visitar para muchos equipos. Aquí un ranking de los 10 estadios que más insultan a sus rivales en España.

JIMMY, EL ULTRA CORUÑÉS ASESINADO

En muchas ocasiones se utilizan rivalidades políticas, en otras ocasiones el alcohol o las drogas. En otros, en cambio, es algo tan “simple” como el uso de la violencia como forma de “expresión”, de modo de vida, sin sentido alguno, porque sí. En todos los casos, esta violencia no conduce a nada bueno.

Dos manadas en avalancha chocaron el domingo 30 de Noviembre a las 8.49 en Madrid Río, a la orilla del Manzanares. De un lado, un centenar de Riazor Blues, la sección radical del Deportivo de La Coruña. Hacia ellos, avanzando al trote, más de 150 miembros del Frente Atlético. La mayoría, equipados con bates, barras metálicas y puños americanos. Quienes no iban armados cargaron sillas metálicas de una terraza cercana. Cuando estuvieron a unos 20 metros, primero llovieron bengalas y petardos entre los dos bandos. Tras un minuto largo de fuegos artificiales empezó el cuerpo a cuerpo: puñetazos, patadas y también navajazos. Los aficionados gallegos, en minoría, huyeron en estampida. Pero varios se quedaron atrás.

A las 8.52, según la grabación de un videoaficionado, una docena de radicales rojiblancos lanzaron por encima de la barandilla a uno de los rezagados, que logró salir a nado del río tras caer desde cinco metros de altura. Otros componentes del mismo grupo repitieron la maniobra un minuto más tarde con Francisco Javier Romero Taboada, un ultra coruñés que resistió segundos agarrado al pasamanos. Recibió golpes y palos en todo el cuerpo hasta que se soltó. Desde el agua suplicó socorro durante una media hora larga intentando mantenerse a flote y trepar por la pared, según un taxista que presenció la escena. Varios transeúntes increparon a uno de los escasos agentes de Movilidad presentes en la zona por no tirarse a por él mientras los enfrentamientos continuaban en las dos orillas del Manzanares. Según esta fuente, el guardia explicó que esperaba refuerzos. En unos 15 minutos llegaron más patrullas municipales y enseguida también agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que empezaron a detener aficionados a la carrera. Más tarde, los bomberos, con una escalera para sacar al herido del agua.

Cuando por fin entró en la ambulancia del Samur estaba en parada cardiorrespiratoria, con traumatismo craneoencefálico y síntomas de hipotermia. “Clínicamente muerto”, según el diagnóstico de una fuente oficial. La defunción tardó aún varias horas en certificarse. 

Romero Taboada, Jimmy en la grada del fondo de Riazor, viejo conocido de la policía coruñesa, tenía 43 años, esposa y dos hijos: una joven de 19 años y un niño de cuatro.

La batalla deja un parte de 10 heridos, tres por arma blanca, 21 detenidos, 30 personas identificadas y multitud de puntos de sutura. Entre los arrestados hay dos miembros de Bukaneros, la sección radical del Rayo Vallecano, ideológicamente afín a los Riazor Blues (ambos de extrema izquierda) y enfrentados al Frente Atlético, donde abundan los neonazis.

Con el aficionado gallego agonizando, los jugadores saltaron al césped sin que se sepa muy bien por qué. La Liga de Fútbol Profesional emitió un comunicado en el que expuso su “firme” intención de suspenderlo con el acuerdo de ambos equipos. Pero alegó que la última palabra fue de la Federación Española de Fútbol.

Seguir leyendo...

LA ESENCIA DEL  

FUTBOL CONTAGIADA

El nivel de pasión de los hinchas del fútbol provoca problemas a veces, y los choques entre aficiones pueden resultar en violencia. Algunos enfrentamientos violentos son provocados de manera deliberada por personas o grupos organizados, a los que suele llamarse ultras (o hooligans en los países de habla inglesa). Este fenómeno tiene su origen en Inglaterra, y de hecho a veces se le llama "enfermedad inglesa" debido a la mala fama de los hinchas ingleses cuando viajan al extranjero para animar a su club o al equipo nacional. Pero la violencia organizada no es solo un fenómeno inglés sino que se ha extendido a otros países, como los Ultras de Italia, las Torcidas Organizadas en Brasil y las Barras Bravas en Argentina.

La violencia de los ultras ha tenido distintos grados de gravedad, desde escarceos entre hinchas hasta tragedias (por ejemplo el desastre del Estadio Heysel y la Guerra del Fútbol). Ha habido muchos casos de asesinatos de hinchas dentro y fuera de los estadios, mediante apuñalamientos, palizas e incluso disparos de arma de fuego. Desde 2004 parece haber disminuido algo el nivel de violencia, pero no ha desaparecido totalmente. Las unidades de policía especialistas en estos temas y la colaboración entre las fuerzas de seguridad a nivel internacional ha dificultado la organización de estos grupos violentos. Sin embargo, todavía son frecuentes los enfrentamientos callejeros tras los partidos.

La violencia de los hinchas ha afectado también a los jugadores, pero es bastante menos frecuente. Por ejemplo, el jugador italiano Christian Vieri recibió un mensaje, aparentemente de un hincha del Inter de Milán, amenazándole con quemar su restaurante por su actitud en el juego de su equipo. Un caso mucho más grave fue el del jugador colombiano Andrés Escobar, que fue asesinado poco después de volver a Colombia después de jugar la Copa del Mundo de 1994, asesinato que pudo deberse a que marcó un gol en propia meta que causó la eliminación de Colombia de la competición.

La violencia en el fútbol también se produce entre los jugadores en pleno partido. Ejemplos notorios son, por ejemplo:

  • La Batalla de Burdeos, en la Copa del Mundo de 1934.
  • La Batalla de Berna, en la Copa del Mundo de 1954.
  • La Batalla de Santiago, en la Copa del Mundo de 1962.
  • La Batalla de Bramall Lane, en un partido de temporada regular en Inglaterra.
  • La pelea entre Lee Bowyer y Kieron Dyer, compañeros de equipo del Newcastle United, en un partido de la Premier League inglesa contra el Aston Villa en 2005.

Violencia en el fútbol

Egipto, 80 muertos y 1000 heridos

18 Aug, 2015
Ratings
(0 votes)
Your rating
Collected
Sport Life
Sport Life