Cookies policy: We use our own and third-party cookies to improve your navigation experience. By browsing this site, we assume you consent to us using them. More information here.
Accept

Las 5 mejores recetas de setas boletus

0
37
299 visits

RECETAS CON SETAS BOLETUS

Los boletus edulis, son una de las 9 variedades de setas para disfrutar la temporada recomendable por su textura, su delicioso sabor y su sabor que recuerda al de los frutos secos y su textura carnosa que hace que funcione muy bien en revueltos, preparaciones a la plancha y otras recetas. Como esta seta es muy apreciada en la gastronomía, aquí tenéis las cinco mejores recetas para cocinar con boletus,

1. huevo poché con boletus, trufa y jamón

2. Gratinado de patatas, setas y bacon

Ingredientes:

  • 3 dientes de ajo,
  • Una cebolla pequeña,
  • 2 hojas de laurel,
  • Una ramita de romero, 300ml de leche,
  • 300ml de nata líquida,
  • 75g de bacon en tiritas,
  • Una nuez de mantequilla,
  • 200g de setas silvestres,
  • 700g de patatas,
  • Sal y pimienta
  • Nuez moscada

Elaboración:

Ponemos en un cazo la leche, la nata, los dientes de ajo, la cebolla, las hojas de laurel y la ramita de romero. Lo llevamos a ebullición a fuego muy suave y dejamos cocer durante unos 15 minutos. Apartamos del fuego y dejamos reposar durante una hora. Ponemos el bacon en una sartén y lo calentamos a fuego medio-bajo hasta que esté crujiente, lo sacamos a un plato. Añadimos una nuez de mantequilla a la sartén, subimos el fuego y salteamos las setas troceadas hasta que se consuma todo el líquido y estén bien doradas. Colamos la mezcla de leche y nata, ponemos la cebolla y los dientes de ajo en una batidora y los trituramos junto con esta mezcla. Sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada. Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas lo más finas posible. Ponemos las patatas en una fuente de horno y añadimos las setas y el bacon, mezclamos y añadimos el batido de leche y nata. Cubrimos la fuente con papel de aluminio y la metemos en el horno precalentado a 180º, horneamos durante unos 50 minutos, destapamos y seguimos horneando otros 35/40 minutos hasta que la superficie esté bien dorada. Antes de terminar la cocción nos aseguramos de que las patatas estén tiernas introduciendo un cuchillo. Sacamos del horno y dejamos reposar durante unos 10 minutos.

4. Boletus edulis a la plancha

Ingredientes:

  • 300 gr de boletus edulis (uno hermoso ó dos o tres pequeños)
  • 1 yema de huevo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Limpiar los boletus, afilando un poco el pie con un cuchillo recortando su superficie. Con un papel de cocina húmedo limpiar la superficie, desprendiendo si tiene alguna mota de tierra y dejarlos bien limpios y secos. Cortar en láminas de un par de milimetros de grosor. Calentar una sartén sin aceite hasta que esté bien caliente y entonces añadir un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra y saltear los hongos que pasarán de blancos a amarillentos, y se irán tostando como si fueran trocitos de carne. Una vez tengan el punto deseado, apagar el fuego, colocar todos los trocitos bien juntos y en el centro de la sartén añadir una yema de huevo, que se cocinará levemente con el calor residual. Servir inmediatamente pasándolos a un plato, procurando que la yema no se nos rompa.

3. Croquetas de boletus y cecina

Ingredientes:

  • 1 litro de leche entera
  • 100 gr de cecina en lonchas
  • 50 gr de boletus congelados o rehidratados
  • 75 gr de harina
  • 75 gr de mantequilla
  • Sal
  • Nuez moscada
  • Huevos 
  • Pan rallado

Elaboración:

Cortamos los boletus en trozos pequeños y comenzamos a saltearlos en la sartén con la mantequilla hasta que estén bien dorados. Añadimos entonces la cecina cortada en taquitos pequeños y la harina, removiendo con la cuchara de palo para que se impregne en todos los tropezones. Mezclamos bien para que la harina se vaya tostando y vamos agregando la leche en pequeños chorritos que irán desapareciendo conforme los absorba la harina. Poco a poco, y con paciencia seguimos incorporando leche y removiendo.Seguiremos con este proceso hasta que nuestro “engrudo“ se vaya convirtiendo en una masa densa que iremos rebajando, siempre con pequeños chorritos de leche hasta que esté en el punto que nos guste. Rectificamos de sal y pimienta y añadimos un toque de nuez moscada. Personalmente me gusta mucho la masa de croquetas bastante fina, teniendo en cuenta que al enfriarse se endurece un poco. Así conseguimos croquetas con la masa casi líquida, pero hay que considerar que serán menos manejables para formar y para freír así que encontrar el punto perfecto es la verdadera cuestión. Enfriamos la masa en una fuente plana y formamos las croquetas después con dos cucharas soperas o con ayuda de una manga pastelera. Pasamos las croquetas por huevo batido y pan rallado y las freímos en abundante aceite de oliva muy caliente. Escurrimos en papel absorbente y llevamos a la mesa inmediatamente.

5. Risotto de ibérico y boletus

Ingredientes:

  • 200 gr de picadillo de jamón ibérico
  • 300 gr de boletus en aceite
  • 350 gr de arroz arborio
  • 1litro de caldo de jamón
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 chalota
  • 50 gr de mantequilla
  • 1 chorro de aceite.

Elaboración

Saltearemos los boletus en aceite para dorarlos ligeramente y que desprendan parte de la gelatina. En una sartén grande ponemos a pochar la chalota picada en mantequilla derretida con un chorro de aceite. Cuando esté pochada, añadiremos el jamón picado y removeremos. Tras unos minutos a fuego medio, añadimos los boletus, volvemos a remover, y por último echamos el arroz, removiendo una vez más. En un cazo mantenemos bien caliente el caldo de jamón. Vertemos el vino blanco sobre el arroz y dejamos que se evapore ligeramente. Cubrimos el arroz de caldo de jamón caliente, y vamos dejando que se absorba. A medida que falte caldo lo iremos añadiendo sin dejar de remover. El plato está listo en unos veinte minutos de cocción, pero el tiempo es orientativo, ya que depende del fuego que se utilice, de lo caliente que esté el caldo y de la mano de cada uno, por lo que es recomendable ir probando hasta alcanzar el punto deseado. Servir inmediatamente y espolvorear con perejil picado. No es necesario añadir sal, ya que tanto el caldo como el jamón ibérico aportan suficiente punto de sal.


02 Nov, 2016