Cookies policy: We use our own and third-party cookies to improve your navigation experience. By browsing this site, we assume you consent to us using them. More information here.
Accept

Pan sin Gluten

Sólo 10 pasos para disfrutar del pan sin gluten
0
3
728 visits

Amasado

1. Preparación

En primer lugar, pon la harina en un cuenco y haz un hueco en el centro con una cuchara

2. Disolver la levadura

En un recipiente, disuelve la levadura fresca en agua (temperatura máxima de 40 °C). Esta operación también se puede realizar en el horno microondas

3. Masa esponja

Vierte la levadura disuelta en el hueco de la harina, añadiendo una pizca de azúcar. Mézclala con los dedos y cúbrela con un poco de harina. Esta masa esponja debe reposar durante 10 minutos en un lugar cálido, hasta que se agriete la superficie.

4. Amasar

Incorpora los demás ingredientes a la masa esponja. Amasa a mano o con la batidora durante cinco minutos. Dejar subir

Fermentación

5. Mantener la humedad

Cuando hayas obtenido una masa homogénea, deja que repose en un lugar cálido y húmedo, a temperatura ambiente (entre 27 °C y 30 °C) dentro de un recipiente y tapada con un paño húmedo o con film transparente para mantener la humedad. Si la temperatura ambiente es más baja, puedes poner la masa en el horno a una temperatura máxima de 40 °C. Esta es la fase de fermentación, durante la cual la masa se vuelve esponjosa. Este proceso dura entre 20 y 30 minutos y la masa debe doblar su volumen.

6. Dar forma

Cuando la masa haya crecido, vuelve a amasarla hasta que tenga una textura fina y homogénea. Dale la forma deseada al pan y ponlo a reposar durante 15 minutos más.

Cocción

7. Pintar la superficie

Para que el pan sin gluten se dore bien, pinta la superficie con leche o huevo batido antes de meterlo en el horno. También puedes decorarlo con semillas a tu gusto.

8. Crear un ambiente húmedo

Cuando pongas a calentar el horno, mete dentro un recipiente resistente al calor lleno de agua. Con este truco se crea un ambiente húmedo, ideal para que la masa no se seque durante la cocción.

9. Hornear

Pon el pan sin gluten sobre el papel de horno y hornéalo hasta que se dore. Estará listo cuando, al darle golpecitos, hará un ruido sordo en el fondo. Sácalo del horno y déjalo en una rejilla para que se enfríe

Conservación

10. Conservación

El pan, la bollería, la pizza, etc. se pueden guardar en el congelador durante bastante tiempo dentro de bolsas de plástico para el congelador, en las que se introducen una vez que se han enfriado. Lo mejor es descongelar el pan a temperatura ambiente u hornearlo a 200°C durante unos minutos. Así siempre tendrás pan y repostería frescos en casa.


De la misma forma, puedes guardar la masa de pan no fermentada. Para usarla, debes descongelarla, dejar que repose y preparar el pan como hemos descrito más arriba. Si vas a consumir el pan en breve, puedes guardarlo en una bolsa de plástico en un lugar fresco y seco durante 2 o 3 días.

Health and beautyLiterature and cultureRecipes and foodGlutenlibredeglutensin glutenrecetasRestaurantessaludBienestardesayunoceliaco
04 Mar, 2016
Ratings
(0 votes)
Your rating