Placeres

Erase una vez, en una bonita ciudad del norte, dos chicas muy, pero que muy valientes, que se atrevieron a subirse a un parapente.
2
65
37 visits

"Cuanto más se eleva un hombre, más pequeño les parece a los que no saben volar"

Friedrich Nietzsche

Las dos intrépidas aventureras, venciendo sus propios miedos, decidieron comprar un bono para volar en parapente.

Aun sabiendo que no sería fácil, aceptaron el reto. Durante seis largas semanas, las osadas deportistas superaron todo tipo de durísimas pruebas. Acostumbradas al entrenamiento extremo, los resultados fueron excelentes. 

Pruebas físicas

Entrenamiento militar

Cambio de localización

Acostumbradas a los imprevistos que surgen en toda operación de estas características, una vez corregida la ubicación inicial, y asegurado el viento, las valientes guerreras se lanzaron al vacio sin red....

Equipo completo. A volar!

Pisando tierra firme

Y colorín, colorado, este bonito cuento se ha acabado....

Hasta la semana que viene, corazones...

Todo preparado, pues....todo....excepto el viento...

Localización original

Equipo

Allí se desplazó parte del equipo técnico para ser testigos del gran reto que culminaría aquella soleada mañana de abril

Aterrizaje

Se lanzaron al vacio sin red...y...ya se sabe...todo lo que sube, tiene que bajar....

Patricia aterrizando

Aterrizaje de Gema

Y como no podía ser de otra manera, para rematar un día redondo, lleno de emoción y mucha adrenalina, las deportistas de élite se tomaron lo que mejor se les da.....el descanso del guerrero...

Almuerzo en Trabanco

Literature and cultureSports and motorTravellingParapenteOCIODeportes de alturagijóndeporte
23 Mar, 2015
Comments
Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
over 6 years ago

Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
about 7 years ago

Ratings
(1 vote)
Your rating