¿Realmente le gusto?

Las indirectas y las señales se pueden interpretar de muchas maneras, pero hay gestos claros que indican que realmente te desea. ¡Ponlo a prueba!
1
10
9069 visits

MUCHO MÁS QUE PALABRAS


El lenguaje coporal dice más de lo piensas., los gestos, las miradas, la posición del cuerpo... que acompañan al diálogo y son determinantes a la hora de expresar nuestras emociones. ¡Así que cuidado con lo que no dices! 

Todos sabemos que los hombres son menos expresivos que las mujeres y que además se expresan de forma diferente, no gesticulan igual.

Los hombres tiene más facilidad que las mujeres para ocultar sus emociones, no son tan expresivos y les cuesta más comunicarse. Los gestos de expresión al sentirse atraídos por alguien son bastante más reducido que los de las mujeres en cuanto a número. De ahí el dicho de que "las mujeres son más complicadas y no hay quien las entienda".

Aún así es más fácil es cazar a un hombre que siente atracción que a una mujer, quizá por que son más simples debido a que su lenguaje corporal es más reducido.

Estos son algunos de los gestos que los hombres llevan a cabo de forma incosciente. ¡Toma nota y averigua si está loco por ti!

LA POSICIÓN DEL CUERPO ES LA CLAVE DEL LENGUAJE NO VERBAL MASCULINO

Boquiabierto: con la boca entreabierta, los labios ligeramente separados y sin exagerar demasiado. Cuando un chico siente interés por la persona que tiene delante, sus labios se separan ligeramente. Este gesto suele ir acompañado de un ligero alzamiento de cejas, cuya finalidad es abrir más los ojos y poner todos sus sentidos sobre la chica que tiene delante. Este gesto es difícil de captar, dura escasamente un segundo, pero ocurre todas las veces. Así que ya sabes, presta atención a su cara cuando te vea. 

Autoestimulación inconsciente. Cuando un chico se siente atraído, la piel de su rostro sufre de hipersensibilización, por lo que cuando hable contigo, tocará sin parar sus mejillas, barbilla, orejas, cuello... de manera constante. Los más expresivos pondrán voz sexy para hablar contigo, una voz que será fuerte y grave.


Inspección visual. Hay chicos a los que expresarse le cuesta mucho, en la mayoría de los casos por timidez o miedo a ser rechazados, sin embargo otros son más atrevidos. Éstos últimos miran descaradamente a las chicas que le atraen, no les importa que sepas que están admirando tu cuerpo y que les gusta lo que ven. Puedes acercarte a él sin problemas, lo está deseando.


Caballerosidad y algo más. Si un hombre pone su mano en la curva de tu espalda o en tu codo para guiarte al caminar... ¡está cazado! A parte de querer marcar territorio para que los demás vean que eres suya y no pueden acercarse, es una forma de asegurarse a dónde vas, pues el te está llevando.

Siempre bajo su ‘radar’. No está contigo, pero no te preocupes, él sabe perfectamente donde estás en cada momento. No te perderá de vista ni im momento. Si desapareces unos minutos, preguntará dónde estás a tus amigos. No saber donde estás le llenará de ansiedad. Y cuando vuelvas a aparecer te preguntará dónde habías ido, esta será una forma de pedirte que no te vuelvas a ir sin avisar. Para ponerlo a prueba cámbiate cada poco de lugar cuando él esté distraído, verás cómo se vuelve loco buscándote con la mirada. 


Posición. Cuando te vea intentará sacar lo mejor de sí, y alzará el pecho, echará los hombros hacia atrás y tratará de parecer más alto: Este es un gesto inconsciente heredado de la época en la que los machos tenían que salir a cazar.

Se inclina ligeramente hacia ti. Es la clave más sencilla de leer. Si lo hace es porque quiere acercarse, invadir tu espacio y cerrar el círculo entre los dos, para convertiros en uno emocionalmente.


Extiende la mano y te apunta con las puntas de sus dedos. Pueden ser gestos rápidos o lentos, pero en ambos casos él está buscando acercarse para tocarte.

Mantiene su mano alejada y con los dedos apuntando en otra dirección. La posición de las manos es determinante. Si sus manos se mantienen alejadas y puños cerrados, no tiene ningún interés en tí y quizás no esté pasando un buen momento. 


Avanza un pie hacia ti. Si invade tu territorio con sus pies y los acerca a los tuyos, estás de enhorabuena, está queriendo acercarse y ésta es la forma más sencilla y sutil de hacerlo. Es evidente que le gustas.


Ojos más brilantes. Esta señal es difícil de detectar, porque no siempre conseguimos aguantar la mirada al chico que nos gusta, pero es uno de los gestos más evidentes. La atracción tiene una reacción directa en nuestros lacrimales; y no es algo que se pueda evitar, pues es una reacción totalmente involuntaria.  Sus ojos se cerrarán un poco y brillarán más de lo normal. 

Te “defiende” de los demás. Al hablar contigo, puede que al principio se sienta un poco tímido e incluso llegue a cruzar los brazos; pero a medida que va ganando confianza se soltará, colocará las manos en su cintura y abrirá los codos, como para “bloquear el acceso” a cualquier otro hombre que quiera acercarse.


Mirar tu boca. Si un hombre te mira a la boca.... ¡está deseando bearte! Es una de las señales más fuertes de que un hombre gusta de ti. Si su mirada se desvía hacia tu boca (da igual si estás hablando o no), puedes asegurar que le atraes. 

Literature and culturelenguajeno verbalcorporalhombreinterésmiradaseducción
11 Dec, 2016
Comments
Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
over 1 year ago

Ratings
(0 votes)
Your rating