Toxoplasmosis durante el embarazo

¿Tengo que deshacerme de mi gato?
1
121
159 visits

¿Qué es la toxoplasmosis?

Es una infección ocasionada por un parásito microscópico denominado toxoplasma gondii.  Es una enfermedad leve en personassanas, sin embargo, durante el embarazo es muy peligrosa, ya que el parásito puede infectar la placenta y con ello, al bebé. La infección puede provocarle al bebé problemas estructurales y neurológicos, malformaciones, otros efectos devastadores o incluso provocar el nacimiento de un bebé sin vida.

¿Cómo se transmite la toxoplasmosis?

Se cree que alrededor del 50% de las infecciones de toxoplasmosis se producen por comer carne infectada cruda o poco cocinada. No obstante, también puedes contraer el parásito de otras formas, como por ejemplo, si comes frutas o vegetales frescos contaminados, bebes agua contaminada, o tocas tierra contaminada, arena de la caja de un gato o carne que esté infectada y después te tocas la boca, la nariz o los ojos.  Es importante que tengas en cuenta cocinar bien la comida y lavar bien los alimentos antes de consumirlos

La toxoplasmosis no se puede transmitir de persona a persona, excepto en el embarazo o mediante transfusiones de sangre.

¿Tengo que deshacerme de mi gato?

La respuesta es NO

Seguramente habrás oído decir que las heces de un gato son una fuente importante de toxoplasmosis, pero eso no quiere decir que tienes que deshacerte de tu gato, pero sí que tendrás que tener cuidado. Es cierto que los felinos son un refugio natural para este parásito y por eso deberás  tomar algunas precauciones.

¿Cómo puedo evitar infectarme si tengo un gato en casa?

Aquí tienes algunos consejos:

  • Haz que otra persona limpie su caja de arena, y que lo haga a dirario. Si no tienes otra alternativa que hacerlo tú misma, utiliza guantes desechables y después lávate bien las manos. No está demás que uses mascarilla por si alguna partícula es transportada por el aire al mover la arena.
  • Para evitar que tu gato se infecte mientras estás embarazada, aliméntalo con comida especial para gatos o con restos de comida bien cocidos, nunca con carne cruda o poco hecha.
  • Mantén a tu gato dentro de tu casa, de manera que no cace presas que puedan estar infectadas, como por ejemplo, ratones o pájaros.
  • Mantén al gato lejos del mostrador de la cocina y de la mesa en donde comes.
  • Es poco probable que el gato tenga parásitos en el pelo, pero es aconsejable que te laves las manos después de jugar con él, especialmente antes de comer.
  • No traigas un gato nuevo durante tu embarazo ni juegues con gatos de la calle.

PRECAUCIONES

Cómo preparar la carne:

  • Congela la carne unos días antes de cocinarla. Esto reducirá las posibilidades de una infección, aunque no las eliminará por completo.
  • Cocina bien la carne. Esta es la única forma de asegurarse de eliminar la toxoplasmosis. 
  • Evita la carne curada en sal o ahumada, como el salami y el prosciutto, a menos que primero los calientes hasta que humeen. No hay riesgo si se cocinan en una pizza. 

Otras medidas de seguridad:

  • Los lácteos que tomes tienen que esstar pasteurizados. No comas huevos crudos
  • Lava o pela las frutas y los vegetales antes de consumirlos.
  • Lava con agua caliente y jabón los mostradores de la cocina, y demás accesorios que hayas utilizado para cocinar
  • No te toques la boca, la nariz ni los ojos mientras estés preparando la comida y lávate siempre las manos antes de comer. Utiliza guantes desechables si tienes heridas en las manos, para que no estén en contacto con posibles fuentes de exposición al parásito.
  • Mantén la comida alejada de las moscas y de las posibles cucarachas.
  • Evita el agua contaminada. Es recomendable beber agua envasada.
  • Utiliza guantes cuando trabajes en el jardín, y cuando termines lávate bien.
  • Evita los areneros públicos y cubre el arenero de tus hijos cuando no lo estén usando. 

¿Cuáles son las probabilidades de que contraiga esta infección y de transmitírsela a mi bebé?

Se calcula que sólo alrededor del 15 por ciento de las mujeres en edad fértil son inmunes a la toxoplasmosis, es decir que no se peuden contagiar. Son muy pocas las mujeres que contraen la enfermedad durante el embarazo y no todas transmiten la infección a sus bebés. 

La posibilidad de que tu bebé contraiga la infección aumenta a medida que tu embarazo avanza. Si te infectas con toxoplasmosis durante el primer trimestre, el riesgo de que tu bebé también se infecte es muy bajo (15%). Si la contraes durante el segunto trimestre el riesgo de contraerla es mayor (30%). Si estás en el último trimestre de tu embarazo  el porcentaje de contagiarla a tu bebé aumenta (60%).

Aunque el índice de transmisión de la infección es mayor en las últimas etapas del embarazo, la toxoplasmosis tiene más posibilidades de ser más grave para tu bebé, si este se infecta durante el primer trimestre del embarazo. 

También existe un pequeño riesgo de infectar al bebé si contraes la infección unos pocos meses antes de quedar embarazada. Si sabes que has contraído la infección recientemente, es buena idea, según algunos expertos, que esperes 6 meses antes de intentar quedar embarazada. 

¿Cómo sabré si tengo toxoplasmosis?

Esta infección no suele presentar síntomas, así que a no ser que te hagas unos análisis no sabrás que la padeces. En caso de que sí tengas síntomas, los más frecuentes son: inflamación de los ganglios linfáticos del cuello sin dolor y otros síntomas por lo general leves como dolores musculares, fatiga, dolor de cabeza, fiebre y posiblemente dolor de garganta o sarpullido. 

A veces es posible sospechar la presencia de toxoplasmosis cuando, en una ecografía prenatal, se observan ciertas anomalías fetales. No obstante, la mayoría de los bebés infectados no muestran ninguna anormalidad. 

¿Qué sucederá si contraigo toxoplasmosis?

Si has contraído esta infección, tu médico comenzará a tratarte con un antibiótico que reduzca el riesgo de que transmitas la enfermedad a tu bebé. No todas las infecciones maternas se transmiten al bebé, por lo que te harán una amniocentesis para determinar si el bebé también tiene la infección.  También te realizarán una serie de ecografías durante el embarazo para constatar que no haya anomalías en la gestación.

Las consecuencias que puede sufrir el bebé pueden ser graves y la infección puede causar un aborto espontáneo, la muerte del bebé al nacer o fallecimiento al poco tiempo del nacimiento. 

La toxoplasmosis congénita puede afectar el cerebro del bebé, causando problemas como por ejemplo retrasos mentales o trastornos motrices, parálisis cerebral y epilepsia. También es posible que afecte otros órganos, generalmente los ojos, provocando alteraciones visuales y, en algunos casos, ceguera. 

Health and beautyChildren and familyEmbarazomaternidadSer MadreinfecciónbebéCuidados
03 Oct, 2020
Comments
Convert?w=220&h=220&fit=crop&cache=true
about 3 years ago

Ratings
(0 votes)
Your rating