Logró un notable éxito en las listas de iTunes, pues alcanzó el puesto número uno en Estados Unidos, Argentina, Islas Caimán, Líbano, Brasil y estuvo entre las diez canciones más descargadas en más de 30 países. El sencillo alcanzó altas ventas que lograron «noquear» a la canción Roar de Katy Perry del puesto número uno de iTunes en Estados Unidos. Sin ningún tipo de promoción, la canción logró debutar en el puesto catorce en Nueva Zelanda, en el puesto diecinueve en Irlanda, en el puesto cuarenta y cuatro en Canadá y en el puesto setenta y dos en los Países Bajos.

En Estados Unidos la canción tuvo el mayor salto a la posición número uno en la lista Hot 100 desde la canción We Are Never Ever Getting Back Together» de Taylor Swift en 2012.

Después de la controvertida presentación de Cyrus en los premios MTV Video Music Awards 2013, la canción comenzó a generar mayores ventas, de acuerdo a la revista Billboard, la pista vendió entre 80.000 y 90.000 ejemplares en menos de dos días completos a la venta.

Miley Cyrus


En palabras de la intérprete

«We Can't Stop era tan caótico... quiero traer a Wrecking Ball como una balada real y algo que esté realmente hablando a mis fans, creo queWrecking Ball probablemente va a ser bastantemente masiva sólo porque todo el mundo ha sentido esa sensación en algún momento. No hay nadie en el mundo que no haya tenido su corazón roto, aunque no es lo que estaba pasando en ese momento. Mi música es como tener una terapia, será como una conversación de cuatro horas sólo para escribir una canción, ya que sólo tiene que ir a través de todos los detalles».

31 Mar, 2018